ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR: Healthfirst tiene un enfoque proactivo para fomentar el acceso a la salud entre los adultos mayores

El desafío: hay más de 1.1 millones de adultos mayores de 65 años en la ciudad de Nueva York. (Fuente) Aquellas personas que no ven habitualmente a su proveedor de cuidado primario enfrentan un mayor riesgo de disminución cognitiva, consultas a la sala de emergencias y hospitalizaciones que se pueden evitar, ingreso a hogares para personas mayores, aislamiento social. Además, son más propensas a ser forzadas a abandonar sus hogares de toda la vida.

Nuestro objetivo: aumentar las consultas de cuidado primario entre los adultos mayores para realizar exámenes de detección y manejar las enfermedades crónicas.

La solución de Healthfirst: a través del programa Helping You, agencias en tres distritos se enfocaron en 1,600 miembros de Medicare que no visitaron a su proveedor de cuidado primario (PCP, por sus siglas en inglés) en 2019. Una coalición de cuidado administrado y organizaciones comunitarias trabajaron con los PCP para eliminar las brechas en el cuidado médico de Medicare STARS y realizar evaluaciones de salud holística. Estas evaluaciones de salud incluyeron el abordaje de una variedad de necesidades sociales y económicas (beneficios de SNAP y alimentación, ejercicio, transporte y reparaciones en el hogar).

Mejoras en la salud de la población observadas luego de seis meses:

  • Aumento de 6 veces en la prueba de hemoglobina A1c
  • Aumento de 4 veces en las revisiones de medicamentos
  • Aumento de 3 veces en los exámenes de ojo diabético y en las evaluaciones funcionales
  • Aumento de 2 veces en los exámenes de detección del dolor
  • Los miembros mantuvieron el acceso al cuidado médico durante la COVID-19

Aporte: gracias al programa Helping You, observamos que está probado que las iniciativas de compromiso con la comunidad orientadas a las poblaciones de adultos mayores aumentan el acceso al cuidado médico necesario, incluso durante una pandemia. Los trabajadores comunitarios son esenciales para los planes de salud. Pueden ayudar a los miembros a satisfacer sus necesidades no clínicas y a brindar un nivel y una frecuencia de participación que los proveedores tradicionales no pueden lograr.